Quilinox al dia

Cómo los sensores Seli mejoraron la eficiencia de la planta de Carlsberg


16/06/2021

Seli, como fabricante de sensores, está muy implementado en la industria cervecera. Junto a Carlsberg plantearon la creación de una planta moderna y donde toda la producción estuviera bajo control para asegurar la máxima calidad del producto y la mayor eficiencia de recursos.

Para lograrlo, necesitaban reducir el consumo de agua dulce, minimizando la contaminación de las aguas residuales y lograr de paso una mejora de los procesos de limpieza y secuencias de producción. Todo esto, además, supone una reducción de costes y un aumento de la calidad en todos los procesos de producción.

Jan Dufour, jefe del departamento de Ingeniería Eléctrica, tiene una amplia experiencia en el uso de sensores y nos cuenta cómo les ayudaron los sensores de Seli: “Desde hace varios años, utilizamos con éxito la última tecnología de medición de Seli para el control de procesos. Los turbidímetros controlan y supervisan nuestros productos en nuestra bodega de filtrado y controlan nuestros separadores. Gracias a estos nuevos dispositivos de medición, hemos podido eliminar por completo el uso de aire de proceso, cosa que con otros sensores no podíamos.”

“Ya no sufrimos cambios en los resultados de las mediciones con el consiguiente fallo en la producción por empañamiento de las ópticas que usábamos antes. Desde que cambiamos a Seli, los intervalos de mantenimiento, los costes asociados y los procedimientos de limpieza se han reducido significativamente”. Con todo esto, Carlsberg se ha asegurado que tiene un producto estandarizado, de calidad y con el pertinente ahorro de agua, costes de limpieza y no realizar tantas paradas de la producción.

“Con los sensores Seli, conseguimos un ahorro significativo en todos los ámbitos en comparación con los métodos utilizados anteriormente: menos agua residual, menos agua fresca y más producto en la botella”

Jan Dufour, jefe del departamento de Ingeniería Eléctrica de Carlsberg

En las separaciones de fase es importante detectar y controlar las materias primas, el agua de proceso y la unidad de limpieza lo más rápido y de la forma más segura posible: “Los turbidímetros y conductivímetros de Seli, son los dispositivos más rápidos que tenemos en la planta. La detección del valor medido correcto puede tardar entre 70 ms y 9 segundos, dependiendo de la fase de aplicación. También aquí conseguimos un ahorro significativo en todos los ámbitos en comparación con los métodos utilizados anteriormente: menos agua residual, menos agua fresca y más producto en la botella.”

La nueva tecnología de medición de turbidez de los sensores Seli tiene una gran estabilidad, fácil calibración y puesta en marcha, con lo que el proceso tiene tiempos de producción más cortos y eficaces, minimizando las paradas para el mantenimiento.

“Los turbidímetros y conductivímetros de Seli, son los dispositivos más rápidos que tenemos en la planta. La detección del valor medido correcto puede tardar entre 70 ms y 9 segundos”

Jan Dufour, jefe del departamento de Ingeniería Eléctrica de Carlsberg

“Ahora en varios puntos de nuestro proceso podemos detectar de forma continua rápidamente colores, densidades, filtrados y separaciones de productos, pudiendo realizar funciones de seguridad. Junto con el conductivímetro los procesos de limpieza se optimizan reduciendo costes de agua de red y ayudando a la sostenibilidad.”

Contacta
con nosotros

    He leído y acepto la política de Privacidad
    Acepto recibir comunicaciones electrónicas informativas de Quilinox S.L. de sus productos y servicios