Quilinox al dia

El intercambiador perfecto para productos viscosos


30/04/2020

Hay ciertos productos, como la masa de aceituna, la miel, mermelada o helados, que por sus características, son difíciles de procesar, ya sea por su alta viscosidad o por tener partículas en suspensión. Los intercambiadores de superficie rascada resuelven este problema controlando en todo momento la temperatura exacta transmitida al producto.

En los intercambiadores de placas y tubulares sin superficie rascada, esta clase de productos tienen tendencia a adherirse a estos. Al pegarse en las superficies de los intercambiadores, provoca una caída en picado de su eficiencia. 

El intercambiador de calor Hércules de MBS evita estos inconvenientes gracias a que su principio diferencial es la renovación contínua del producto en contacto con las paredes. Además, tiene un diseño modular, con una alta capacidad de limpieza y fácil de mantener.

¿Cómo funciona?

El producto a tratar entra en el intercambiador de calor mediante un cabezal, cuya geometría está concebida para facilitar la entrada y disminuir el estrés.

Una vez entrado en el cilindro, el producto es continuamente sacado de las paredes de intercambio mediante las palas rotatorias. Estas garantizan, además de una buena agitación y una óptima uniformidad de temperatura, la limpieza de las paredes de intercambio. Los medios de servicio atraviesan contemporáneamente, en contracorriente, la sección externa.

Contacta
con nosotros

    He leído y acepto la política de Privacidad
    Acepto recibir comunicaciones electrónicas informativas de Quilinox S.L. de sus productos y servicios