Quilinox al dia

¿Por qué y cuándo usar intercambiadores tubulares?


25/06/2019

De amplia aplicación en el campo industrial, los intercambiadores de calor tubulares MBS tienen ventajas sobre los clásicos intercambiadores de placas. Básicamente se puede resumir en que permiten un rápido y eficiente intercambio de energía entre fluidos en sectores como alimentación, farmacia, química y el sector energético.

La principal ventaja que aportan es que se reduce la superficie de intercambio, logrando una mayor eficiencia energética al tener que entrar en contacto con menos área. Otra ventaja que tiene es que el tiempo de paso del producto es mínimo, por lo que mantiene sus características y se evita el riesgo de contaminación.

El montaje de los intercambiadores de calor MBS es sencillo, ya que su modularidad permite adaptarse a los espacios tanto en vertical como en horizontal. Además, son personalizables en función de las condiciones requeridas por los clientes, pudiendo fabricarse con certificaciones sanitarias para aplicaciones más complejas.

La clave de este tipo de intercambiadores reside en la corrugación de los tubos interiores. El uso de esta tecnología mejora el intercambio térmico desde un 40% a un 90%, dependiendo del proceso. Por último, la facilidad de limpieza es otra de las características de los intercambiadores de calor MBS.

Un ejemplo práctico: enfriado de salsas

Generalmente en la fabricación de salsas intervienen procesos de temperatura por lo que el producto hay que enfriarlo rápidamente para posteriores procesos (envasado, pasteurizado…).

El producto circula por tubos interiores y en la camisa suele circular agua fría. La eficiencia del proceso es muy alta, por lo que se requieren pocos elementos y la limpieza posterior del mismo se hace con un proceso CIP estándar.

Contacta
con nosotros